La nostalgia en el mundo del deporte está a la orden del día. Encontramos cantidades de seguidores partidarios de que cualquier momento pasado fue mejor. Así que, para que ellos mismos juzguen si eso es real o tan sólo una fantasía presa de la nostalgia, vamos a recopilar una serie con míticos patrocinios deportivos, a la cual hemos titulado como patrocinios viejunos. Para ello, vamos a empezar con la camiseta del Valencia CF, que desde principios de los 80 ha llevado diferentes marcas en su pecho, cada una con una historia.

Patrocinios viejunos, las camisetas del Valencia

Una Caja de Ahorros y un Banco. El primer patrocinador en la camiseta del Valencia CF fue una entidad financiera, en este caso, la Caja de Ahorros de Valencia. Años de reconstrucción del equipo tras una grave crisis económica y deportiva, que llevó el descenso pasando un añito en el infierno de Segunda División, la conversión en Sociedad Anónima Deportiva, el «Tuzón gasta los duros»… La caja de ahorros valenciana estuvo para apoyar al equipo, en un patrocinio que le llevó al éxito, pues, tras consolidarse con Di Stefano en Primera, bajo el ciertamente anacrónico logotipo, Víctor Esparrago llevó al Valencia a Europa y un subcampeonato liguero. No estaba mal tras años de miseria.

La fusión de la Caja de Ahorros con el Banco de Castellón no frenó este exitoso patrocinio. Ahora el sponsor era BANCAJA, una entidad que se volcó con el fútbol. Aquí lo vemos en la televisión autonómica valenciana patrocinando los partidos del sábado por la noche.

Se dio la circunstancia que el proveedor de esos años en el Valencia CF fue la marca Puma, que apostó por diseños arriesgados para la época como el de la imagen inferior. Por cierto, como apunte anecdótico, Leonardo, jugador brasileño de aquel año llevó la camiseta a todas las portadas con un pequeño descuido con su pantalón.

El logo de la palmerita. Tras años con el banco en la camiseta, las instituciones públicas vieron la proyección del Valencia CF para colocar su nuevo emblema turístico en la camiseta, Mediterránia. Un nuevo acierto, ya que la palmerita del logo se hizo archiconocida en el mundo entero. Ahora bien, siempre hay malos recuerdos. La crisis de Karlsruhe en la Copa de la UEFA con un 7-0 en contra aún escuece a los valencianistas.

De la palmerita a la casita. Con Paco Roig en la presidencia cambiaron muchas cosas en la imagen del Valencia CF. La primera de ellas es la reconocida hoy por todos banda de música en el césped de Mestalla, campo que recuperó su nombre original en el mandato de Roig. Pero, no hacemos historia valencianista sino de patrocinios. Una cadena de droguerías y perfumerías optó por patrocinar al Valencia CF y pronto se hizo muy conocida. Su logo, una casita con un corazón y el hecho de estar impreso en una camiseta icónica que hoy se subasta en redes sociales por muchos euros, catapultó ese patrocinio hacia el estrellato. CIP, una marca que apostó y ganó en reconocimiento gracias al patrocinio deportivo.

Coches. Si con una marca, no local, están identificados los valencianos, por lo menos en la provincia de Valencia es con Ford. La fábrica de Almussafes ha hecho mucho porque así sea posible, pero también ese patrocinio del equipo de Mestalla que durante años le unió a la marca del óvalo.

Una popularidad de la que ambos se aprovecharon, ya que el gigante de la automoción vió su logo en el pecho de cracks mundiales como Romario, Mijatovic o un joven Mendieta. Sin olvidar a Luis Aragonés, quien lucía también en su chandal el logotipo de Ford en aquel enfrentamiento con el crack brasileño, del cual, años después, dio una versión un tanto chulesca por su parte, más si cabe cuando el Sabio de Hortaleza no se podía defender.

Un patrocinio mítico. El Valencia conseguía subcampeonatos pero no llegaba a la final. Se acabó el patrocinio con Ford y el abismo de no encontrar sponsor cernía por la Avenida de Suecia. Un equipo grande pero con sequía de títulos. En este caso, la administración pública volvió a apostar por lanzar una nueva marca en el pecho de los valencianistas, Terra Mítica, el parque de atracciones de Benidorm. Acertó. El Valencia volvió a ganar un título. Claudio López, Gaizka Mendieta o Santiago Cañizares, capitaneban el equipo que Claudio Ranieri llevó al título de Copa y a jugar la Champions al año siguiente.

Un patrocinio muy rentable, ya que toda Europa pudo ver a Terra Mítica en la primera final de la Liga de Campeones con dos equipos del mismo país, Real Madrid y Valencia CF. Los de la capital de España impidieron que Héctor Cúper, entrenador de aquel equipo se hiciera con el codiciado título. Pero, al año siguiente repitieron. Llegaron a la final y, sucumbieron, en la tanda de penaltis. Dos imágenes que quedan en la retina del valencianismo, el lanzamiento de Mauricio Pellegrino y las lágrimas de Santiago Cañizares quitándose con rabia la medalla de subcampeón por segunda vez consecutiva.

¿Quién patrocina al Valencia? Tras los dos fiascos europeos llegó Metrored, una marca tecnológica desconocida, pero que, casi sin quererlo, se iba a convertir en inolvidable. El Valencia ganaba la Liga, tres décadas después, con esa enseña en la zamarra. Difícil no rentabilizar para una marca un éxito tan brillante como ese.

Un coche para pasear por Europa. Rafa Benítez conducía al Valencia CF por Europa y por la Liga con un Toyota, marca japonesa que vió en el club de Mestalla un gran potencial, como antaño vislumbró en la Fiorentina para introducirse en aquel caso en el mercado italiano y en este en el español. Volvió a acertar. Doblete histórico de los de Mestalla, Liga y Copa de la UEFA. En uno de los patrocinios que han visto a más grandes jugadores con su camiseta, Ayala, Cañizares, Villa, Silva, Joaquín, Mata… Un éxito.

Ya nos adentramos casi en el presente, pero cabe destacar, en último lugar, la habilidad de un gestor de marca para patrocinar a un equipo cuando más lo necesita. Y no solo eso, esquivando las trabas burocráticas que impedían ese mismo patrocinio. Este es el caso de Unibet. El Valencia CF estaba patrocinado por Valencia Experience, una marca que pretendía aprovecharse de los grandes eventos que por entonces surgían en la capital del Turia. Un pufo. No tenían dinero y el equipo blanquinegro no tenía oportunidad de encontrar un nuevo sponsor, pues no podían borrar de la marca Valencia Experience si querían ganar el litigio por impagos en el juzgado.

Entonces, un empresario valenciano vio la oportunidad. Se acercó al club y puso su logo a disposición del Valencia CF. No había que borrar Valencia Experience, tan solo poner, Unibet, que esa era la marca, en vertical, a un lado de la marca pufo. Un gran acierto que ayudó al club económicamente y fue recompensado por los fans. Al año siguiente la camiseta fue solo suya.

Esperamos que hayas disfrutado de este recopilatorio histórico. En las próximas semanas haremos muchos más. Por último, recordarte que si eres un deportista, equipo o club y estás buscando un patrocinador deportivo PINCHA AQUÍ. Te ayudaremos a conseguir el impulso que necesitas.

 

 

 


Equipo Scoutim

Scoutim es la comunidad deportiva que nace con el objetivo de democratizar la industria del deporte y dar la oportunidad a deportistas y equipos de alcanzar sus metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *