Carlos Perales es un jugador de fútbol español, (Alcúdia de Crespins, Comunidad Valenciana), que con tan solo 23 años consiguió ser uno de los futbolistas más destacados de la NCAA, la principal liga universitaria de los EE.UU.

Gracias a una beca deportiva, pudo competir al máximo nivel durante 4 años en el deporte que le apasiona y compaginar sus estudios en University of Delaware, donde se graduó en psicología y lenguas extranjeras.

En junio de 2019, estará presente en el Primer Scoutim Camp, para contar su experiencia a jóvenes futbolistas que desarrollar su carrera deportiva en USA sin dejar de lado los estudios, gracias a becas deportiva que financian parcial o totalmente sus estudios.

Carlos Perales 1A

¿De cuando viene tu pasión por el fútbol?

Empecé jugando desde muy pequeño. Tenía cuatro años cuando empecé a jugar y al poco me hicieron ficha falsa para que pudiera jugar con los mayores en mi pueblo. Jugar a fútbol significaba diversión y lo hacía a todas horas. De hecho, dormía siempre con un balón.

Háblanos de tu trayectoria en España como jugador.

Empecé jugando en mi pueblo hasta los 11 años. Entonces me llamaron del Plus Xàtiva, donde estuve 4 temporadas hasta que en cadete de primer año me fichó el Valencia. En el Valencia estuve 5 años jugando, donde conocí un nivel más alto. Cuando terminé mi último año como juvenil tomé la decisión de continuar mi carrera en USA.

¿Por qué tomaste la decisión de ir a EE.UU. a continuar tus estudios y tu carrera futbolística?

El último año jugando en el Juvenil DH de Rubén Baraja tuve dos operaciones de rodilla y fue entonces cuando me di cuenta de que fútbol y estudios eran muy difíciles de llevar y que la opción de ir a EE.UU. podía ser muy buena. Además la MLS estaba sonando fuerte en Europa y los jugadores españoles estábamos muy bien considerados.  Esa temporada debido a las lesiones decidí seguir mi carrera futbolística en los EE.UU., continuando mis estudios y compitiendo en Primera división de NCAA.

«Durante las tres primeras temporadas en la NCAA todo fue genial, ganamos ligas, play offs, etc., además de conseguir algunos títulos individuales».

¿Cómo fue tu experiencia en la NCAA?

Durante las tres primeras temporadas todo fue genial, ganamos ligas, play offs, etc., además de conseguir algunos títulos individuales. Fui capitán del equipo y el ambiente en el equipo era muy bueno. No solo éramos compañeros, sino también amigos.  Mi último año se complicó un poco. Tuve un problema en un tobillo que los médicos no pudieron detectar y seguido de malas decisiones por ellos mismos, no pude jugar muchos partidos ni tampoco acudir a pruebas para los equipos de MLS.

¿Qué diferencias hay con el fútbol en España?

El fútbol en España es mucho más técnico y táctico, las jugadas en general se elaboran mucho más. A los jugadores españoles nos han enseñado a tener el balón, a que el equipo que tiene el balón tiene mayor probabilidad de ganar los partidos. En EEUU el futbol es mucho más físico y directo, muchas veces se juegan muchos partidos en poco tiempo y los partidos se ganan y se pierden por un detalle pequeño, una individualidad, etc.

 

¿Destacarías algún momento difícil de tu carrera en la NCAA?

En mi última temporada, la más importante porque iba a decidir si daría el salto a la MLS o USL.  Tuve el problema de tobillo y fue muy duro porque nadie detectaba el problema. Fueron momentos muy duros, yo quería jugar pero no podía, perdí movilidad, a veces se llenaba de líquido, el dolor era insoportable y la frustración de no saber que estaba pasando.  Finalmente, aproximadamente un año más tarde un médico holandés detectó el problema y me operó en Madrid en noviembre de 2018. Ahora ya estoy listo para jugar y con ganas de volver al fútbol profesional.

Y en el ámbito universitario, ¿qué estudios elegiste para compaginar con tu carrera?

Me gradué en psicología y lenguas extranjeras. Empecé psicología en Valencia, y luego la continué en Delaware. Durante mi segundo curso me di cuenta de que por el sistema educativo, podía estudiar otra carrera así que elegí estudiar lenguas extranjeras y aprender algo diferente.

¿Crees que son importantes los eventos como el Scoutim Camp, para que los jóvenes conozcan la oportunidad de competir en USA?

Si duda, es muy buena oportunidad para poder mostrar sus habilidades y que los entrenadores americanos tengan la oportunidad de verlos en directo.

 «Los que tenemos la oportunidad de vivir este tipo de experiencias somos unos privilegiados, podemos vivir el deporte como profesionales teniendo además la posibilidad de estar en la universidad y compaginar nuestro deporte con los estudios».

¿Qué ventajas tiene competir y estudiar en USA?

Las facilidades para estudiar y competir son muy grandes para todos los deportistas, tenemos tutores para que nos ayuden, dado que por los viajes de equipo nos vamos a perder clases y días de universidad. Cuando viajamos podemos cambiar los exámenes, entregar trabajos en otras fechas, incluso tenemos prioridad sobre los demás estudiantes para poder elegir nuestras propias clases y crear nuestro horario, de esta manera nuestras clases dependerán de lo deportivo.

¿Qué les dirías a los jóvenes que tengan dudas o se estén planteando ir a USA?

Yo recomendaría a todo aquel que pudiera que cogiera esta oportunidad, es algo único para cualquiera. Los que tenemos la oportunidad de vivir este tipo de experiencias somos unos privilegiados, podemos vivir el deporte como profesionales teniendo además la posibilidad de estar en la universidad y compaginar nuestro deporte con los estudios.  Creo que no podemos pedir nada más. Disfrutar, demostrar y esforzarnos día a día para conseguir nuestros objetivos.

¿Qué objetivos te marcas para este 2019?

Ahora mismo estoy muy contento porque la lesión está olvidada, estoy entrenando y me siento muy cómodo, como si nada hubiera pasado. Estoy muy orgulloso de la gente que me ha ayudado durante todo este tiempo  y de mi mismo.

Tengo muchas ganas de que llegue la pretemporada y de seguir mi carrera deportiva.


Equipo Scoutim

Scoutim es la comunidad deportiva que nace con el objetivo de democratizar la industria del deporte y dar la oportunidad a deportistas y equipos de alcanzar sus metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *